Por Juan Pablo Mañueco

(escritor y periodista)

 

 

 

 

(En la iglesia de San Ginés)

 

 

Dios te salve, María,

contraria a Eva, ave

de dulzura tan suave

que Dios mismo te alabe.

 

Llena eres de gracia,

del portal del cielo, llave.

Pues el Redentor lo sabe,

este verso a ti te alabe. 

 

El Señor está contigo

y con nosotros tu nave,

sin pecado que la trabe

en que todo humano cabe.

Déjame que yo te alabe.

Bendita por siempre tú eres

entre todas las mujeres,

tu loor son los placeres

que das a quien los recabe.

Déjame que yo te alabe.

¡Y bendito sea el fruto

de tu vientre, al que pariste

e inmaculada seguiste,

Jesús, agnus que ofreciste.

Por ti nuestro Dios existe.

Santa María, máter Dei,

clemente, dulce y pía,

madre del más alto Rey

aboga por mí, María. 

Te confío guarda y guía.

Ruega por todos nosotros

pecadores, que aún plañimos,

que a tu manto nos asimos,

que esta salve te decimos.

Te pedimos uno y otros.

Ahora y en hora de muerte,

que a vida eterna despierte

y del dolor nos liberte,

Donde nada se halle grave.

 

María, que Dios te salve

por ser siempre nuestra nave.

Amén

Virgen en que el cielo cabe,

sé tú nuestra luz y bien,

puesto que portas la llave

de un lugar, siendo tan suave,

principio y final Edén.

Amén, amén.

 

 Juan Pablo Mañueco

“Cuenta lo que has visto y oído” es el lema del Domingo Mundial de las Misiones, DOMUND, que se celebra en toda la Iglesia pasado mañana, 24 de octubre

 

Por Jesús de las Heras Muela

(Periodista y sacerdote. Deán de la catedral de Sigüenza)

 

 

 

 

 

 

 

 

Bajo el lema “Cuenta lo que has visto y oído”, frase inspirada en una frase de los Hechos de los Apóstoles (Hechos, 4, 20), y que luego se glosa, la Iglesia católica en España, a unísono con la Iglesia universal, celebra pasado mañana, domingo 24 de octubre, penúltimo domingo de este mes de octubre, el día de las misiones, la popular jornada del DOMUND.

El tema ha sido propuesto por el Papa Francisco, quien ha dedicado, como cada año, un mensaje para la jornada, titulado “No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído”. En su mensaje, Francisco comenta la experiencia de los apóstoles tras vivir con Jesús y tras los sucesos de su predicación, pasión, muerte y resurrección y posterior venida del Espíritu Santo en Pentecostés. Y como esa experiencia fue el motor de su acción evangelizadora. Por ello, en la segunda parte del mensaje, el Papa realiza toda la comunidad eclesial a tener y renovar continuamente su propia experiencia de Jesucristo y ser sus testigos en todos los rincones del mundo y de la vida.

 

 

 

Casi 100 años de historia y campaña en clave postpandémica

 

Fue en 1926 cuando el Domingo Mundial de las Misiones fue instituido por el Papa Pío XI. Casi dos décadas después, concretamente en 1943, un sacerdote español, Ángel Sagarminaga, director nacional en España de Obras Misionales Pontificias (OMP) creó el acrónimo DOMUND, con el que la jornada es popularmente conocida.

El hecho de que el DOMUND tenga casi cien años significa también que su celebración, animación y desarrollo ha pasado por coyunturas tan difíciles como la Guerra Civil española, la Segunda Guerra Mundial y otras situaciones bélicas locales. Ciertamente, el hecho de que en la actualidad el mundo es una aldea global y de que pandemia del coronavirus (COVID 19) sea también global, universal, hizo del DOMUND de 2020 un DOMUND diferente. Una vez, así todo lo parece indicar, superado lo peor de la pandemia y ya de salida de ella, el DOMUND de 2021 recupera su dimensión más pública, exterior y de organización de actos presenciales.

Así, tras el parón obligado de 2021, ha regresado la iniciativa “El DOMUND al descubierto”. Nuestra provincia eclesiástica de Toledo (que coincide con Castilla-La Mancha) ha sido el escenario. El año pasado la pandemia impidió esta iniciativa que otros años ha sido en Madrid, Cataluña, Andalucía, Castilla y León y Galicia.

El tradicional pregón del Domund este año fue en la catedral de Toledo, el jueves 21 a las 20 horas, presentado por José Rodríguez Rey, conocido como Pepe Rodríguez, cocinero español, chef del restaurante El Bohío (Illescas) y jurado del programa MasterChef España.

Junto a este acto, las cinco diócesis de Castilla-La Mancha, han acogido once actos más de esta naturaleza. A nuestra diócesis, le correspondió organizar una mesa redonda misionera. Fue el viernes 15, entre ocho y nueve de la noche, en el salón de actos del Centro IberCaja de la calle Fleming de Guadalajara. Hubo, cuatro testimonios de misioneros de la diócesis o con relación directa con ella. Fueron Mariano Martínez, misionero diocesano en Brasil durante casi toda su vida ministerial (más de 40 años en Brasil); Cristina Antolín, actual superiora general de las Dominicas de Granada y médica y misionera en África durante tres décadas; el padre de familia Juan Luis Rivas, misionero con su familia en la antigua Yugoslavia, durante la guerra de los Balcanes; y la joven Elena Pérez, con experiencias misioneras estivales en el norte de África y América Latina. Moderó la mesa redonda el sacerdote y periodista Álvaro Ruiz Langa, delegado diocesano de Medios de Comunicación Social. Al final del acto, intervinieron el obispo diocesano, Atilano Rodríguez, y el director en España de Obras Misionales Pontificias (OMP-España), José María Calderón.

El día del DOMUND 2021 en toda nuestra Iglesia es precedido por vigilias de oración misionera y por campañas de animación y sensibilización y de testimonios misioneros. Asimismo, la campaña del DOMUND ha intensificado su dimensión mediática, viral, de redes sociales y con varios vídeos.

 

El DOMUND 2021 en Sigüenza-Guadalajara

 

A nivel diocesano, la Delegación de Misiones, amén de distribuir el material de propaganda de esta Jornada, ha editado un suplemento, en un total de 4 páginas, encartado en EL ECO. Asimismo anima la jornada, llamando a una colaboración económica mediante las cuestaciones habituales en sobres y también de modo digital a través de las cuentas bancarias (en Sigüenza-Guadalajara, Banco Santander ES54 0075 0193 6007 0140 0061 e  IberCaja  ES47 2085  8092  0703 3003 1553), en un número de teléfono específico (915 902 780 o 91 5900041), en la página web www.domund.es, en el servicio de bizum en la app del banco del donante en el número 00500, además de donativos mediante tarjetas bancarias electrónicas.

Las dos acciones específicas del DOMUND 2021, además de la gran campaña y cuestación de este domingo, son la ya citada, la mesa redonda del pasado 15 de octubre en Guadalajara; y la vigilia misionera de la Luz, previa al día del DOMUND, de mañana sábado, 23 de octubre, a las 21 horas, en el santuario de la Virgen de la Antigua de Guadalajara.

El Domund es una jornada para la oración, el compromiso, la sensibilización, la animación vocacional y el sacrificio por las misiones. El día del DOMUND conlleva colecta imperada, que en 2017 recaudó en nuestra diócesis casi 94.000 euros; en 2018, bajó diez mil euros; en 2019, se aproximó a los 90.000 euros (89.874,90 euros exactamente), y en 2020, según EL ECO, 81.714,55 €. Ha de intensificarse, pues, la interpelación en orden siempre a una mayor generosidad económica con las misiones, que debe seguir siendo una prioridad, un termómetro de vitalidad eclesial y un signo del interés por las misiones y de corresponsabilidad eclesial.

El día del DOMUND es igualmente una jornada para el recuerdo, el agradecimiento y la valoración de los propios misioneros. Nuestra diócesis cuenta con cerca de 70 misioneros, de los cuales cuatro son sacerdotes de nuestro presbiterio (Dionisio Navarro, en Colombia; Jesús Hermosilla, en Venezuela; Mariano Hermida, en Perú; y Pedro Escribano, en México).

La celebración diocesana de este del DOMUND ha visibilizado, además, el relevo de Juan José Plaza Domínguez, quien, con 75 años y tras casi tres lustros décadas generosas y entusiastas al frente de la Delegación de Misiones, ha cedido al testigo a Emilio Ruiz Malo, de 59 años, actual párroco de la unidad pastoral de Espinosa de Henares y durante 26 años misionero en Perú.

 

Lo que entendemos por Misiones y lo que allí se hace

 

La misión de la Iglesia es su identidad y sentido. La misión de la Iglesia es, pues, universal, y no tiene fronteras. Y hay territorios en los que la Iglesia está naciendo u ofreciendo primeros compases de la misión evangelizadora, que requieren una atención especial. Son los territorios de misión o Misiones, donde es necesaria la ayuda personal de los misioneros y la ayuda económica de la Iglesia universal. Además, en la mayoría de los casos estos territorios coinciden con los países más pobres de la tierra.

En la actualidad, hay 1.115 territorios de Misión, que representan un tercio de las diócesis del mundo. Casi la mitad de la población mundial vive en los territorios de Misión. En las Misiones se celebra uno de cada tres bautismos del mundo. Más de la mitad de las escuelas de la Iglesia católica están en las Misiones. Allí hay 119.200 escuelas.

Por otro lado, el 26% del trabajo social de la Iglesia universal se desarrolla en los Territorios de Misión, donde hay 26.898 instituciones sociales (hospitales, orfanatos, residencias de ancianos...). En los últimos 30 años, la Iglesia ha abierto, cada día, de media, 2 instituciones sociales y 6 instituciones educativas en las misiones

 

Casi 13 millones de euros en toda España en 2019

 

El DOMUND 2020 recaudó en toda España casi 13 millones de euros (12.865.172,79 euros), de los cuales algo más de 11 millones (11.105.214,47 euros) fueron destinados directamente a las misiones y en el resto en gastos de pastoral, animación, administración y ayudas a institutos misioneros.

La diócesis de Madrid, y con mucho, fue la que más aportó: 1.847.248,26 euros. Le sigue Valencia con 714.377,11 euros y Mallorca con 667.528,36 euros; en cuarto lugar, Pamplona, con 590.972,71 euros; y, en quinto lugar, Sevilla, con 587.679,94 euros.

Y la colecta del DOMUND se convierte en ayuda efectiva en las misiones a tenor de las necesidades que marca la Santa Sede. Nuestro dinero enviado en 2020 por España ha sido de 11.105.214,47 euros, que ha llegado a 45 países de África, 15 países de América y otros 15 de Asia. Sus importes respectivos han ascendido a 8.400.543,13 euros, 1.618.632,40 euros y 1.061.024,04 euros Dos países de Oceanía, Islas Salomón y Papúa Nueva Guinea, con un total 25.014,90 euros, completa la distribución de este reparto.

Los proyectos por categorías o conceptos atendidos han sido estos en porcentajes aproximados: 30% en proyectos ordinarios (sostenimiento general de las misiones), 21% en proyectos de catequesis (formación de catequistas en Territorios de Misión) y 49% para proyectos extraordinarios (construcciones, vehículos, equipamiento…)

España, junto a Estados Unidos e Italia, sigue en la cabeza de los donativos económicos para los territorios de misión.

 

Cerca de 11.000 misioneros españoles

 

Según los últimos datos de Obras Misionales Pontificias, hay 10.629 misioneros españoles. De ellos, 7.180 están en activo, y 3.449 en España, colaborando con la animación misionera o a la espera de nuevos destinos. Los misioneros españoles están en 135 países. El país con más misioneros españoles es Perú (673). Tras Perú, Venezuela y Argentina son los países con mayor número de misioneros españoles.

El perfil de los misioneros españoles en activo es este: el 54% son mujeres; el 46%, varones; y la edad media supera en algo los 74 años.

Asimismo, cada año desde España hay alrededor de 10.000 personas (entre las que destaca la labor de los jóvenes) que dedican tiempo de su vida a hacer una experiencia misionera. Por otro lado, hay 1.025 voluntarios en las delegaciones diocesanas de misiones, y en parroquias o arciprestazgos que trabajan en la animación misionera. Y hay, además, que sumar a 65.000 enfermos que ofrecen expresamente su enfermedad y sufrimientos por las misiones.

Los misioneros españoles de distribuyen así: 4.034 consagrados no sacerdotes y consagradas; 1.849 sacerdotes religiosos; 651 laicos; 556 sacerdotes diocesanos; y 86 obispos. Por continentes, esta es la distribución por porcentajes de los misioneros españoles: 68,03% en América; 14,34% en Europa; 11,06% en África; en Asia 6,19%; y 0.38% en Oceanía.

 

Oración del DOMUND 2021

 

“Señor, contigo he visto y oído que las cosas pueden ser diferentes; que el desánimo y el cansancio no tienen la última palabra, porque Tú no abandonas a nadie al borde del camino.

Contigo he visto y oído que Tú vives y quieres que yo también viva, que eres bondad y misericordia, y que me envías a compartir este anuncio –el anuncio más hermoso– dejando brotar la alegría con la que inundas mi corazón.

Señor, yo quiero ser amor en movimiento, como Tú.

Te lo ruego: pon en marcha al misionero de esperanza que llevo dentro, para que cuente lo que he visto y oído a todos mis hermanos del mundo. Amén”.

 

PUBLICADO EN NUEVA ALCARRIA 22 OCTUBRE 2021

 

 

 

 

 

 

 

Comienza en toda la Iglesia el Sínodo de los Obispos 2021-2023, sínodo universal, que arranca con una primera fase hasta Pascua en todas las diócesis de la Iglesia

 

Por Jesús de las Heras Muela

(Periodista y sacerdote. Deán de la catedral de Sigüenza)

 

 

 

 

 

 

 

 

Este domingo, 17 de octubre, a las 17:30 horas, todos los caminos diocesanos han de confluir hacia la catedral de Sigüenza para la misa de apertura de las fases diocesanas del Sínodo de los Obispos convocado por el Papa Francisco sobre la sinodalidad. Fases diocesanas en toda la Iglesia de un camino sinodal en pro de una Iglesia sinodal de comunión, participación y misión. Los grupos sinodales del Sínodo diocesano están especialmente invitados a esta celebración, al igual que el resto del Pueblo de Dios. En la celebración se entregará a cada representante de los grupos sinodales y demás sectores pastorales una carpeta con el material necesario para responder a la Consulta y otros materiales para iniciar la marcha el Sínodo diocesano. En todas las diócesis de la Iglesia universal habrá actos similares, que en Sigüenza-Guadalajara es precedido por un retiro sinodal impartido mañana, sábado 16 de octubre, por don Atilano en la concatedral.

El Papa Francisco inauguró para la diócesis de Roma, la diócesis madre y cabeza de toda la Iglesia, este sínodo universal, con un acto de reflexión sinodal en la mañana del sábado 9 y una misa solemne en la basílica vaticana el domingo 10 de octubre.

Pero, ¿qué es un sínodo?, ¿de qué sínodo se trata?, ¿por qué, si es un sínodo de los obispos, toda la Iglesia, pastores y fieles, cercanos y lejanos, están convocados a él y en qué modalidades y tiempos? He aquí, en preguntas con respuestas, la explicación de estas cuestiones.

 

 

  1. ¿Qué es el Sínodo?

 

El Sínodo de los Obispos es un organismo consultivo creado por Pablo VI en el marco del Concilio Vaticano II, para pedir a obispos de todo el mundo que participen en el gobierno de la Iglesia, aconsejando al Papa sobre asuntos de interés para la Iglesia universal.

Etimológicamente, la palabra “sínodo” deriva de los términos griegos syn (“juntos”) y hodos (“camino”), y expresa la idea de “caminar juntos”.

 

  1. ¿Qué es el Sínodo 2023 y por qué comienza en dos años antes??

 

En el año 2023, el Sínodo de los Obispos se reunirá en su XVI Asamblea General Ordinaria, para tratar el tema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’, a convocatoria del papa Francisco.

La fecha exacta de la Asamblea está por determinar, pero será en octubre, previsiblemente por una duración de 3 o 4 semanas, como suele ser habitual en los Sínodos.

No obstante, se introduce una novedad: el Sínodo de 2023 no solo es la Asamblea de octubre de 2023, ese evento donde participan el Papa y los obispos, sino que es todo un proceso que involucra, además, al conjunto de los bautizados (sacerdotes, religiosos, laicos, hombres, mujeres, jóvenes, adultos…).

 

  1. ¿Por qué se habla de Sínodo 2021-2023?

 

Se habla de “Sínodo 2021-2023” porque los trabajos preparatorios de la Asamblea comienzan en 2021, y el Papa quiere que toda la Iglesia universal participe en ellos, para lo cual ha diseñado un itinerario especial.

La Asamblea de 2023 será la tercera fase del Sínodo, donde tomarán parte entre 200 y 250 padres sinodales. Antes, en 2021 y 2022, se celebrarán las fases de preparación donde habrán participado millones de personas. Así, el Sínodo 2021-2023 no solo es la Asamblea de octubre de 2023, ese evento donde participan el Papa y los obispos, sino que es todo un proceso que involucra, además, al conjunto del Pueblo de Dios.

 

  1. ¿Cuál es el objetivo del Sínodo de 2023?

 

Al convocar esta reunión del Sínodo, el papa Francisco quiere que toda la Iglesia reflexione sobre la sinodalidad, un tema que él considera que es decisivo para la vida y la misión de la Iglesia.

Cuando se conmemoraron los 50 años de la institución del Sínodo de los Obispos, se celebró un acto en Roma. El papa Francisco pronunció un discurso donde señaló: “El camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio. Lo que el Señor nos pide, en cierto sentido, ya está todo contenido en la palabra ‘Sínodo’. Caminar juntos –laicos, pastores, Obispo de Roma– es un concepto fácil de expresar con palabras, pero no es tan fácil ponerlo en práctica”.

Y añadió: “Estoy convencido de que, en una Iglesia sinodal, también el ejercicio del primado petrino podrá recibir mayor luz. El Papa no está, por sí mismo, por encima de la Iglesia; sino dentro de ella como bautizado entre los bautizados y dentro del Colegio episcopal como obispo entre los obispos, llamado a la vez –como Sucesor del apóstol Pedro– a guiar a la Iglesia de Roma”.

 

  1. ¿Qué tiene de novedoso el Sínodo de 2023?

 

El papa Francisco ha diseñado un itinerario sinodal que supone una modalidad inédita para preparar el camino hacia la Asamblea de 2023tanto por sus fases como por la implicación que pide a todos los bautizados.

El objetivo es la escucha real y garantizar que todos los creyentes pueden participar de alguna manera en el proceso sinodal.

Lo cierto es que en 2014 y 2015, el Vaticano envió un cuestionario a las Iglesias locales para que participaran en los dos Sínodos que se dedicaron a la familia. Pero en esta ocasión se aplicará una metodología que garantiza que esa consulta sea real y efectiva.

El camino sinodal se articulará en tres fases: fase diocesana en todas las diócesis de la Iglesia desde octubre de 2021 a abril de 2022; fase continental entre septiembre 2022 y marzo 2023; y fase de la Iglesia universal, en octubre 2023.

La fase diocesana y la fase continental darán lugar, por primera vez en la historia de los Sínodos, a dos instrumentos de trabajo distintos, con los que se trabajará después en Asamblea sinodal. 

 

  1. ¿Y por qué hay dos instrumentos de trabajo para este Sínodo?

        

En el Sínodo de 2023 hay dos instrumentos de trabajo que resultan de consultar a las Iglesias locales (fase diocesana) y a las Iglesias a nivel continentes o regiones (fase continental).

Los dos instrumentos de trabajo los elabora la Secretaría General Permanente del Sínodo: el primero será publicado en septiembre de 2022 y el segundo se publicará en junio de 2023, y los dos textos se enviarán a los padres sinodales antes de la Asamblea de octubre de 2023. Ambos textos servirán para iniciar las discusiones de los miembros participantes y focalizar sus trabajos. Y además hay ya un documento preparatorio.

 

  1. ¿Qué dice el documento preparatorio del Sínodo de 2023?

 

El 7 de septiembre de 2021 se publicó el documento preparatorio que sirve para iniciar las consultas y trabajos de cara al Sínodo 2021-2023.  El texto arranca con una premisa esencial: “La Iglesia de Dios es convocada en Sínodo”. Toda la Iglesia, no solo los obispos. La pregunta principal que plantea el texto es: “En una Iglesia sinodal, que anuncia el Evangelio, todos ‘caminan juntos’: ¿cómo se realiza hoy este caminar juntos en la propia Iglesia particular? ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro ‘caminar juntos’?”.

El documento se articula en torno a cuatro puntos: La llamada a caminar juntos; Una Iglesia constitutivamente sinodal; En la escucha de las Escrituras; y La sinodalidad en acción: pistas para la consulta al Pueblo de Dios).

 

  1. ¿Cómo será la fase diocesana del Sínodo de 2023?

 

La primera fase del Sínodo de 2023 es la fase diocesana y tiene lugar entre octubre de 2021 y abril de 2022, donde las Iglesias particulares y otras realidades eclesiales reflexionarán sobre el documento preparatorio, enviado por Roma para consultar la opinión del total de los creyentes. 

El documento preparatorio, acompañado por un Vademécum y un cuestionario, lo envía la Secretaría General Permanente del Sínodo a todas las diócesis, conferencias episcopales, dicasterios de la curia romana, Unión de Superiores Generales, Unión de Superioras Mayores, otras uniones y federaciones de Vida Consagrada, movimientos internacionales de laicos, Universidades y Facultades de Teología.

 

  1. ¿Cómo será la fase nacional o de las conferencias episcopales?

 Al terminar la fase diocesana, cada diócesis enviará sus conclusiones a su Conferencia Episcopal. A su vez, cada Conferencia Episcopal habrá nombrado un responsable o un equipo que sea punto de referencia y de contacto entre los responsables diocesanos y la Secretaría General Permanente del Sínodo.

Cuando la Conferencia Episcopal reciba las contribuciones de las diócesis, los obispos se reunirán en asamblea para conocerlas y se redactará una síntesis, que deberá enviarse a Roma antes de abril de 2022.

En abril de 2022, Roma recibirá también las aportaciones del resto de organismos e instituciones a los que envió el Documento Preparatorio. Con todas las contribuciones de la fase diocesana, la Secretaría General Permanente redacta el primer instrumento de trabajo, que debe tener listo antes de septiembre de 2022.

 

  1. ¿Cómo será la fase continental del Sínodo de 2023?

        

La fase continental del Sínodo de 2023 es la segunda fase del camino. Se celebra entre septiembre de 2022 y marzo de 2023. El objetivo es que la Iglesia, a nivel continental o regional, dialogue sobre las aportaciones realizadas por las Iglesias particulares.

En total se celebrarán siete asambleas continentales: África, Oceanía, Asia, Oriente Medio, Europa, América Latina y América del Norte. En ellas, participarán obispos y otros miembros del Pueblo de Dios, para llevar a cabo un “discernimiento presinodal”. Cada asamblea redactará un documento final que deben enviar a Roma en marzo de 2023.

Al mismo tiempo, se estarán celebrando asambleas internacionales de especialistas, que también enviarán sus contribuciones a Roma. Con todo este material, la Secretaría General Permanente del Sínodo redacta el segundo instrumento de trabajo, que publicará antes de junio de 2023.

 

 

Artículo publicado en 'Nueva Alcarria' el 15 de octubre de 2021

Por José Ramón Díaz-Torremocha

(de la Conferencia Santa María la Real)

Guadalajara, España

Email del autor: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

ATENCION: Al finalizar el artículo que sigue en español, está su traducción a los idiomas  inglés y francés Si algún lector deseara que se le enviaran estos artículos directamente a otro consocio o amigo, indíquelo como viene sucediendo a la dirección electrónica Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. facilitando la dirección electrónica del consocio o amigo. Al igual que aquellos que no quieran seguir recibiéndolos, indíquelo en la misma dirección de correo. Muchas gracias por su atención

YOUR ATTENTION: At the end of the following article in Spanish, there is a translation into English and French. If any reader wish that other fellow member or friend would receive these articles directly, please send a message as usual to Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. indicating their e-mail address. For, those who do not want to receive them anymore, please send a message to the same e-mail address. Thank you very much.

 

RIQUEZA DE LOS OTROS

 

A veces, cuando pretendemos escribir alguna cosa que pueda ayudar a los demás, si nos olvidamos un poco de nosotros mismos, encontramos que hay en los otros, en los que nos rodean y de los que aprendemos tanto, algunas personas que hay que intentar que cada día sean más conocidas por aquellos otros amigos que tienen la bondad de leernos. Se trata de personas que hacen el bien con su pensamiento trabajado y con sus hechos de entrega a aquellos que sufren. Ese es mi caso este mes. No escribo, no aporto pensamiento propio alguno, sólo recojo los siguientes párrafos de un pequeño y delicioso libro del Padre Robert Maloney CM (1), cuya lectura recomiendo y para lo que dejo información de cómo obtenerlo.

Creo que harán el bien a tantos consocios miembros de las Conferencias y más allá a cualquiera que acceda a estos pocos párrafos, tomados de entre otros muchos subrayados.  

“La gente joven, en sus años de formación en la familia, en la escuela o con los de su edad, debe buscar el tener una confianza profunda en la presencia del Señor resucitado, y el desarrollar una espiritualidad profundamente enraizada en el Evangelio. Esto es posible sobre todo en una familia cuyos miembros tienen la misma confianza en el Señor y en la que se ayudan unos a otros tratando de vivir la vida del Señor.    …

En sus últimos años, más de uno que estuvo casado se encuentra una vez más solo. Idealmente, este último tramo de la vida en soledad debería estar caracterizado por una serenidad tranquila, confianza gozosa, conversión continuada y oración frecuente. Y, por supuesto, el desafío evangélico seguirá siendo el continuar creciendo en amor práctico hacia fuera de si mismo. En esto también nuestras Asociaciones Vicentinas seglares pueden ofrecer oportunidades muy ricas.   …

Es una cosa admirable el ver a gente de edad que siguen siendo creativos y que mantienen aún el corazón joven.  Para personas de edad que se han quedado solas, esa postrera etapa de la vida presenta una oportunidad especial para desarrollar la dimensión contemplativa y la de servicio de sus personas. Es un tiempo también para reconciliarse con el pasado, para curar heridas, para desistir de sueños no realizados, y para hacer un balance equilibrado de la propia vida.    …

La palabra “solo” (“single” en el original inglés) significa “único”, pero también denota la idea de soledad. La vida del que vive solo es única porque no se reduce fácilmente a ninguna categoría; está abierta a muchas maneras de darse a sí mismo. Pero “solo” denota también soledad en el sentido de que, por propia elección o en virtud de las circunstancias, el “solo” (“single”) camina el camino del Señor sin compañía matrimonial. La intimidad con el Señor en la oración le ayudará a paliar el dolor de la soledad y hace que su vida sea fecunda y profunda. …

Centrarse con generosidad en un servicio efectivo y práctico, dirigiendo su tiempo y sus talentos hacia los necesitados a su alrededor”.  …

El Padre Maloney, que fue Superior General de la Congregación de la Misión, al que tuvimos la enorme riqueza de contar con él como Asesor Internacional de las Conferencias desafortunadamente durante un muy corto periodo, tiene un rico pensamiento que será bueno conocer para enriquecimiento de las Conferencias de San Vicente de Paúl en el mundo, y de todos aquellos que quieran profundizar en el servicio a los que sufren.

A ese conocimiento quiero contribuir este mes recogiendo los párrafos que anteceden y que sin duda servirán para la meditación en algunas Conferencias en el mundo.

A Cristo, siempre por y con María

 

 

(1) Convierte todo en amor” Padre Robert Maloney, C.M., Editorial La Milagrosa, e-mail:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (citas con permiso del autor)

 

 

THE WEALTH OF OTHERS

 

Sometimes, when we try to write something that could help others, if we forget a little about ourselves, we find that there are around us some people from whom we learn so much, some people who we should try to make better known to our kind dear readers. These are people who do good with their thoughts and deeds of dedication to those who suffer. That is my case this month. I do not write, I do not contribute any thoughts of my own, I only take the following paragraphs from a small and delightful book by Father Robert Maloney CM (1) whose reading I recommend and for which I leave information on how to obtain it.

I believe they will do good to many fellow members of the Conferences and to anyone who reads these few paragraphs, taken from among the many underlined ones. 

"Young people, in their formative years in the family, at school or with their peers, should seek to have a deep trust in the presence of the Risen Lord, and to develop a spirituality deeply rooted in the Gospel. This is possible above all in a family whose members have the same trust in the Lord and in which they help each other in trying to live the life of the Lord. ...

In his or her later years, more than one who has been married finds himself or herself alone. Ideally, this last stage of life in solitude should be characterized by quiet serenity, joyful trust, continued conversion and frequent prayer. And, of course, the evangelical challenge will always be to keep growing in the practical love outside oneself. In this too, our lay Vincentian Associations can offer very rich opportunities.   ...

It is an admirable thing to see older people who are still creative and still young at heart.  For older people who have become lonely, this later stage of life presents a special opportunity to develop the contemplative and service dimension of themselves. It is also a time to be reconciled with the past, to heal wounds, to give up unfulfilled dreams, and to take stock of one's life in a balanced way.    ...

The word "single" means "unique", but it also denotes the idea of solitude. The life of the single person is unique because it is not easily reduced to any category; it is open to many ways of giving oneself. But "single" also denotes loneliness in the sense that, by choice or by virtue of circumstances, the "single" person walks the way of the Lord without marital companionship. Intimacy with the Lord in prayer helps him to alleviate the pain of loneliness and makes his life fruitful and deep. ...

To focus generously on effective and practical service, directing their time and talents to those in need around them".  ...

Father Maloney, who was Superior General of the Congregation of the Mission, whom we had the enormous privilege of having as International Advisor of the Conferences, unfortunately for a very short period, has a rich thought that will be good to know for the enrichment of the Conferences of St. Vincent de Paul in the world, and of all those who want to deepen their service to those who suffer.

I would like to contribute to this knowledge this month by collecting the above paragraphs, which will undoubtedly be useful for meditation in some Conferences around the world.

To Christ, always through and with Mary

 

 

(1) “Turn everything into love" Father Robert Maloney, C.M., Publishing House La Milagrosa, e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (quotes by permission of the author)

Rafael C. García Serrano

(Conferencia Nª Srª de la Antigua)

Guadalajara, España

 

 

Si alguna tarde de estas crees

que mi luz está encendida y ya es la hora

acércate, entra en la casa de mi vida

allí solo habitamos, hoy por hoy,

mis dificultades, mi camisa y yo.

 

Si alguna tarde aún es tiempo

y crees que merece hacer algo por mi vida

acércate, entra aquí, donde mi alma,

donde siempre hay un rincón

con una silla para ti: ¡es solo tuya!

 

Necesito de tu fuerza, de tu luz,

de la paz que de ti emana,

de ese aliento de amor y de armonía

que traes con el calor de tu presencia.

 

En esta larga hora de mi vida

en que busco soledad para alcanzarte

puedo esperar sin impaciencia

que alguna tarde tengas tiempo

y te acerques y entres en esa casa mía,

que es mi alma,

y me acerques tu voz y tu ternura.

 

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps