La parroquia guadalajareña de la Beata María de Jesús celebra las bodas de plata de su iglesia. El templo fue consagrado por el obispo de la diócesis, D. José Sánchez, el 7 de marzo de 1993, aunque la parroquia fue erigida por D. Jesús Plá el 15 de septiembre de 1981. La parroquia fue atendida en un principio por sacerdotes de las parroquias limítrofes siendo nombrado párroco de la misma D. Alfonso Martínez el día 5 de octubre de 1985. La primera eucaristía se celebró el 12 de octubre de 1986, en la capilla del colegio de "María Cristina", y desde el 1 de febrero de 1987 se celebró la misa en un pequeño local que sirvió de capilla, hasta la consagración del templo.

Para celebrar este aniversario la parroquia ha organizado diferentes actos, como acción de gracias a Dios. El miércoles 28 de febrero a las 19,00 h. habrá una conferencia a cargo de Miguel Ángel Ortega, delegado diocesano de Patrimonio Cultural y director del Museo Diocesano, con el título: Puso su morada entre nosotros. El sábado 3 de marzo habrá una vigilia de oración a las 19,30 h., y el domingo 4 de marzo, a las 12,30 h., una misa solemne presidida por el obispo diocesano, D. Atilano Rodríguez, seguida de la proyección de un vídeo conmemorativo y una comida de hermandad.

Las celebraciones recientes de la Navidad y Año Nuevo, nos ha regalado las claves para vivir cada día la belleza de lo doméstico y cotidiano.

Te ofrezco, para este tiempo nuevo, unos auxilios con los que te podrás ayudar en el camino. Con los apoyos de la luz de la fe y de la Palabra afrontamos este tiempo, el más largo del año.

La cotidianidad, la vida laboral, la convivencia humana, las circunstancias adversas, los acontecimientos sociales pueden producir cansancio, desánimo, violencia, rupturas.

EQUIPAMIENTO PARA LA ANDADURA

El auxilio de la misericordia y del perdón sacramental es un recurso amoroso, que permite comenzar de nuevo cada día, sin el peso de la mala memoria.

La Eucaristía es el pan del desierto, el alimento de los hijos de Dios. La Eucaristía es necesidad para los cristianos, quien pueda participar en ella cada día tiene un don especial.

Nunca, y hoy menos, se puede vivir la fe en solitario. Cada uno debe buscar la forma de compartir la fe. Los espacios comunitarios ayudan para mantener la fidelidad.

Recordar lo vivido en los momentos de luz ha sido sabiduría de los que han acertado en el camino.

Saber esperar es una consigna de los santos. “Con la paciencia todo se alcanza”. Dios merece confianza.

La oración es una posibilidad de respirar la fe y de vivir como creyentes, la relación con Jesús amigo.

El tiempo ordinario permite valorar el silencio, la soledad, la intimidad, lo permanente, lo doméstico.

La vida ordinaria profetiza lo eterno, por ser el tiempo más duradero, y la fe en lo eterno deja saborear cada instante.

No son fórmulas, sino deseos. No son recetas, sino indicaciones. No son atavismos, sino propuestas. En todo caso, hay una verdad que acabamos de celebrar: que Dios se ha hecho compañero de camino en el Emmanuel. ¡Feliz Tiempo Ordinario!

En estos días más de 40.000 ni­ños de toda Es­pa­ña, sal­drán a las ca­lles a fe­li­ci­tar la Na­vi­dad de par­te de los mi­sio­ne­ros. 

"Sem­bra­do­res de es­tre­llas” es una ini­cia­ti­va de la Obra Pon­ti­fi­cia de In­fan­cia Mi­sio­ne­ra, en la que los ni­ños sa­len a las ca­lles a fe­li­ci­tar la Na­vi­dad de par­te de los mi­sio­ne­ros, mien­tras po­nen es­tre­llas ad­he­si­vas en los abri­gos de las personas que se encuentran a su paso. A tra­vés de la co­lo­ca­ción de es­tas pe­ga­ti­nas con for­ma de es­tre­llas, los ni­ños ex­pre­san la bue­na no­ti­cia de la Na­vi­dad, y lle­van la ale­gría a las ca­lles. 

Esta ini­cia­ti­va, con más de 40 años de his­to­ria, ayu­da a los ni­ños a pre­pa­rar­se para vi­vir la Na­vi­dad de una for­ma mi­sio­ne­ra. Ade­más de re­cor­dar a aque­llos que lo de­ja­ron todo para lle­var el men­sa­je de Je­sús a todo el mun­do, ellos mis­mos se con­vier­ten en mi­sio­ne­ros en su ciu­dad, al lle­nar las ca­lles de es­tre­llas y ale­gría. Du­ran­te los días pre­vios los “Sem­bra­do­res de Es­tre­llas” re­ci­ben una pre­pa­ra­ción es­pe­cial que les ayu­da a com­pren­der y a trans­mi­tir el sig­ni­fi­ca­do de lo que van a ha­cer: con­ver­tir­se en pe­que­ños mi­sio­ne­ros que com­par­ten la bue­na no­ti­cia de Je­sús y fe­li­ci­tan la Na­vi­dad en nom­bre de los mi­sio­ne­ros, esos hom­bres y mu­je­res, que anun­cian el Evan­ge­lio en paí­ses le­ja­nos. 

Con los “Sem­bra­do­res de Es­tre­llas” se ofre­ce a los ni­ños, un men­sa­je di­fe­ren­te al de la cam­pa­ña con­su­mis­ta de Na­vi­dad, se les in­vi­ta a vi­vir y anun­ciar el ver­da­de­ro sen­ti­do de la Na­vi­dad re­ga­lan­do es­tre­llas de una for­ma ab­so­lu­ta­men­te gra­tui­ta.

Esta ini­cia­ti­va de Sem­bra­do­res de Es­tre­llas se or­ga­ni­zan des­de las De­le­ga­cio­nes de Mi­sio­nes de toda Es­pa­ña, y par­ti­ci­pan co­le­gios, pa­rro­quias y gru­pos mi­sio­ne­ros de ni­ños.

 

CELEBRACIÓN EN GUADALAJARA

SÁBADO 23 DE DICIEMBRE

18,00 HORAS

PARROQUIA SANTIAGO APÓSTOL

 

CELEBRACIÓN DEL ENVÍO

SEMBRADORES DE ESTRELLAS

 

Ambientación

Es muy importante la preparación del lugar donde se va a desarrollar la celebración del envío. Con la finalidad de ir creando un clima favorable, durante los días previos se puede pedir a grupos que trabajen la caracterización de algunos personajes navideños o la ambientación. Se puede hacer el envío cerca del belén o motivo navideño con que cuente el colegio o la parroquia. Es bueno que los que van a intervenir tengan previamente las lecturas o lo que van a hacer. También hay que elegir convenientemente las canciones y los villancicos.

Canto de inicio: Villancico

 

Saludo

Estamos a punto de terminar el Adviento. Durante este tiempo hemos venido siguiendo algunas pistas que nos van a llevar a encontrarnos con Jesús niño, que nace en Belén y que, cuando sea mayor, nos va a invitar a seguirle para aprender de Él y actuar como Él. Hoy queremos salir a la calle para compartir con los demás esas pistas que hemos descubierto y que nos acercan al lugar del nacimiento. Jesús nace para todos, y nosotros, los niños misioneros, tenemos el compromiso de colaborar para que cada vez sean más las personas que conocen a Jesús.

 

Lectura

Mateo 2, 1-12

El texto se puede representar o leer a varias voces.

El que preside o coordina la celebración puede hacer alusión a los Magos que van siguiendo una estrella y ponerlos en relación con el lema de la Infancia Misionera: “Sígueme”.

 

Peticiones

A cada petición respondemos: “Seguimos tus pasos, Jesús”.

 

Para que nadie se quede sin saber que en Navidad “Tú naces para todos”. R/ Seguimos tus pasos, Jesús.

Para que todas las personas tengan la alegría de conocerte. R/ Seguimos tus pasos, Jesús.

Para que los niños que pasan necesidades se vean aliviados con nuestra generosidad. R/ Seguimos tus pasos, Jesús.

Para que seamos misioneros, sembrando nuestra ciudad [o pueblo] de estrellas de fe. R/ Seguimos tus pasos, Jesús.

 

Envío

Después de explicar cómo se van a sembrar las estrellas, se bendicen esas estrellas y a los sembradores. Antes de salir a sembrar estrellas, tomamos conciencia de que somos enviados por la Iglesia para realizar esta misión.

 

Aceptamos el envío diciendo: “SÍ, QUIERO”.

¿Queréis llenar las calles de estrellas que lleven a las personas al encuentro con Jesús? R/ SÍ, QUIERO.

¿Queréis anunciar a todos que Jesús viene a nacer en nuestro corazón? R/ SÍ, QUIERO.

¿Queréis llevar el amor de Dios a todos los que viven tristes, solos y olvidados? R/ SÍ, QUIERO.

En nombre de Dios os bendigo (+), en nombre de Jesús os envío y en nombre de la Iglesia os acompaño.

 

Canto final

Día 17 de diciembre:

Oh, Sabiduría, que brotaste de los labios del Altísimo,

abarcando del uno al otro confín,

y ordenándolo todo con firmeza y suavidad:

ven y muéstranos el camino de la salvación.

 

La sabiduría es un don precioso que viene de parte de Dios y que el hombre necesita. Para poder conocer los designios salvíficos del Señor la necesitamos. Jesús nos muestra el camino. Jesús es la sabiduría anunciada en la Escritura, que nos propone el camino a seguir para alcanzar la bienaventuranza eterna.

 

Día 18 de diciembre:

Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel,

que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente

y en el Sinaí le diste tu ley:

ven a librarnos con el poder de tu brazo.

 

Como fallamos y nos apartamos, por el pecado, de lo que Dios nos propone, necesitamos un poderoso libertador. Jesús viene, por encargo del Padre, a librarnos de la muerte y del pecado. Además viene a ratificar la ley de Dios, los diez mandamientos, y a pedirnos que nos dejemos guiar por ellos como si de un itinerario moral se tratara.

 

Día 19 de diciembre:

Oh Renuevo del tronco de Jesé, que te alzas como un signo para los pueblos;

ante quien los reyes enmudecen,

y cuyo auxilio imploran las naciones:

ven a librarnos, no tardes más.

 

Desde los orígenes de la vida los hombres tienden a la corrupción. Toda la humanidad, la gente sencilla y también los poderosos, necesitan vivir y experimentar la honestidad, la integridad y la honradez. Por eso es necesario que Cristo Rey del Universo venga a nuestro encuentro, para librarnos de las injusticias.

 

Día 20 de diciembre:

Oh Llave de David y Cetro de la casa de Israel;

que abres y nadie puede cerrar;

cierras y nadie puede abrir:

ven y libra a los cautivos

que viven en tinieblas y en sombra de muerte.

 

Humillados por nuestras faltas y presos de nuestros errores, necesitamos una llave que abra la prisión del pecado en nuestras vidas. Jesús nos ofrece su misericordia infinita y su perdón. Nos invita a salir de las tinieblas en las que vivimos por culpa de nuestras caídas, para vivir guiados por una luz admirable. Nos acoge por medio de la reconciliación.

 

Día 21 de diciembre:

Oh Sol que naces de lo alto,

Resplandor de la luz eterna, Sol de justicia:

ven ahora a iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte.

 

Como el mal nos ciega necesitamos luz. Cristo es la luz del mundo. Jesús es resplandor de la gloria del Padre. Necesitamos conocer su vida y escuchar su palabra, para que sean para nosotros luz para el camino de la vida. Jesús es el Sol que ilumina el mundo entero, y nos ayuda a caminar por la senda recta.

 

Día 22 de diciembre:

Oh Rey de las naciones y Deseado de los pueblos,

Piedra angular de la Iglesia, que haces de dos pueblos uno solo:

ven y salva al hombre,

que formaste del barro de la tierra.

 

Cuando algo se rompe necesita ser restaurado. Cuando algo está dividido es necesaria la unidad. Los hombres estamos hechos de barro y por eso somos propensos a rompernos y a quebrarnos. Necesitamos un restaurador. Cristo ha venido a corregir lo que está torcido, a reintegrar todo lo que está desmembrado y a unir lo que está dividido.

 

 

Día 23 de diciembre:

Oh Emmanuel, rey y legislador nuestro,

esperanza de las naciones y salvador de los pueblos:

ven a salvarnos, Señor Dios nuestro.

 

Nuestra vida necesita un buen gobernante interior y unas normas que moderen nuestros impulsos. Necesitamos normas que nos ayuden a vivir de forma acompasada. Es necesaria una regulación moral para crecer en perfección. Deseamos que venga el Emmanuel. Esperamos al Dios con nosotros. Ven a salvarnos, Señor.

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps