1.- Adviento es una palabra de etimología latina, que significa “venida”.

2.- Adviento es el tiempo litúrgico compuesto por las cuatro semanas que preceden a la Navidad como tiempo para la preparación al Nacimiento del Señor.

3.- El adviento tiene como color litúrgico al morado que significa penitencia y conversión, en este caso, transidas de esperanza ante la inminente venida del Señor.

4.- El adviento es un periodo de tiempo privilegiado para los cristianos ya se nos invita a recordar el pasado, vivir el presente y preparar el futuro.

5.- El adviento es memoria del misterio de gracia del nacimiento de Jesucristo. Es memoria de la encarnación. Es memoria de las maravillas que Dios hace en favor de los hombres. Es memoria de la primera venida del Señor. El adviento es historia viva.

6.- El adviento es llamada vivir el presente de nuestra vida cristiana comprometida y a experimentar y testimoniar la presencia de Jesucristo entre nosotros, con nosotros, por nosotros. El adviento nos interpela a vivir siempre vigilantes, caminando por los caminos del Señor en el justicia y en el amor. El adviento es presencia encarnada del cristiano, que cada vez que hace el bien, reactualiza la encarnación y la natividad de Jesucristo.

7.- El adviento prepara y anticipa el futuro. Es una invitación a preparar la segunda y definitiva venida de Jesucristo, ya en la “majestad de su gloria”. Vendrá como Señor y como Juez. El adviento nos hace proclamar la fe en su venida gloriosa y nos ayuda a prepararnos a ella. El adviento es vida futura, es Reino, es escatología.

8.- El adviento es tiempo para la revisión de la propia vida a la luz de vida de Jesucristo, a la luz de las promesas bíblicas y mesiánicas. El adviento es tiempo para el examen de conciencia continuado, arrepentido y agradecido.

9.- El adviento es proyección de vida nueva, de conversión permanente, del cielo nuevo y de la tierra nueva, que sólo se logran con el esfuerzo nuestro -mío y de cada uno de las personas- de cada día y de cada afán.

10.- El adviento es el tiempo de María de Nazaret que esperó, que confío en la palabra de Dios, que se dejó acampar por El y en quien floreció y alumbró el Salvador de mundo.

«La vida contemplativa: lámparas en el camino sinodal», es el lema de este año de la Jornada Pro Orantibus, que la Iglesia celebra en la solemnidad de la Santísima Trinidad, el próximo 12 de junio.

Los obispos de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, organizadora de esta Jornada, destacan los pilares básicos de la vida contemplativa -la escucha, la conversión, la comunión- aquellos que lo han dejado todo para contemplar al Señor se convierten en testigos de la Luz y pueden ofrecer al Pueblo de Dios su «misteriosa fecundidad» en clave de crecimiento sinodal.

Además, miran con agradecimiento y con esperanza a los hermanos y hermanas contemplativos, pidiendo que el Señor los guarde y los haga brillar entre nosotros. Y, destacan, que ellos, con su testimonio, empujan a toda la Iglesia a ensanchar el espacio de su tienda y a salir en peregrinación.

 

 Monasterios en la diócesis

Tras el cierre en los últimos años de los monasterios de Cifuentes, Molina de Aragón y Brihuega, cuyas monjas se trasladaron a Sigüenza, Soria y Madrid, respectivamente, la diócesis cuenta en la actualidad con nueve monasterios de vida contemplativa, algunos muy mermados en el número de monjas.

El más numeroso sigue siendo el de las Benedictinas de Valfermoso de las Monjas con 17 monjas, en el que meses atrás falleció la que había sido durante tantos años su abadesa, seguido de las Clarisas de Sigüenza con 15 y de las Carmelitas de Guadalajara con 13.

Mantienen también su presencia orante, a la que acompaña siempre su trabajo callado, la comunidad de Jerónimas de Yunquera de Henares con 9 monjas, la de Ursulinas de Sigüenza con 8, las Carmelitas de Iriépal con 5, las Cistercienses de Buenafuente del Sistal también con 5 y las Concepcionistas de Guadalajara y Pastrana, con 5 y 2 monjas respectivamente.

Entre todos los monasterios contemplativos de la diócesis son 79 las monjas que dedican su vida al trabajo y a la oración, siempre preocupadas por todos, que en esta Jornada Pro Orantibus deben recibir también de toda la comunidad diocesana su compromiso y su cercanía.

 

SUBSIDIO JORNADA PRO ORANTIBUS CELEBRANTES 2022 (clica)

 

 

Bajo el lema “Con María, Reina de la paz”, el sábado 4 de junio, un nutrido grupo de devotos de Ntra. Sra. de la Hoz peregrinaron a su Santuario. Llegaron hasta él caminando desde la embocadura del barranco y rezando el rosario por la paz; en la eucaristía, presidida por el Sr. Obispo, se pusieron con María a la espera del Espíritu Santo, en la víspera de Pentecostés. Con la breve representación del Auto Sacramental “Retablo de una devoción” se dejó constancia de las raíces de una devoción que pervive y permanece.

El Patronato agradece su presencia al Sr. Obispo, al Sr. Alcalde de Molina y concejales, al Delegado de la Junta en Molina, a las cruces parroquiales de Ventosa, Canales, Corduente, Molina y Torete, a los actores que representaron el Auto Sacramental y a todos los que participaron en esta jornada de religiosidad, devoción y fe.

 

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps