MONICIÓN INTRODUCTORIA ---------

 

Jesucristo, cuyo alimento es el cumplimiento de la voluntad del Padre, celebra, porque el Padre se lo pide, su Misterio Pascua.

 

Lo celebra en este tercer Domingo del tiempo litúrgico ordinario y último Domingo cronológico del mes de enero, cuando el frío del invierno se deja sentir con particular crudeza. Y como una cosa se cura con su contraria, frente al frío exterior, el Espíritu Santo avive el fuego de amor en nuestro corazón para responder con amor al amor de Dios manifestado en Cristo Jesús.

 

En este domingo celebra la Iglesia la Jornada de la Infancia misionera. Todos, pequeños y mayores, recibimos el beneficio del don divino. Sepamos acercarnos a este don con un corazón humilde, agradecido y bien dispuesto. Invoquemos sobre nosotros la misericordia divina.

 

PETICIONES ------------------

 

En el día en que concluye el Octavario de oración por la unidad de los cristianos elevamos nuestra súplica ardiente, confiada, insistente y anhelante por la unidad de la Iglesia, esposa de Cristo y madre nuestra. Roguemos al Señor.

 

En el domingo de la Infancia Misionera pedimos por los miembros más nuevos de la Iglesia, los niños, para que vivan desde la infancia su compromiso misionero y sean los primeros anunciadores de Jesús en sus ambientes. Roguemos al Señor.

 

En este Año de la Vida Consagrada tenemos muy presentes a todos los consagrados de nuestra diócesis. De forma muy particular en esta semana oramos por  la Orden de las Vírgenes, por los Institutos seculares Alianza de Jesús por María y Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote de Guadalajara, Mondéjar y Sigüenza, por la Obra de la Iglesia de Guadalajara, por la Asociación privada de fieles Papa Juan XXIII de Guadalajara, por la Asociación privada Sagrada Familia y Servidoras del Evangelio, por las vocaciones al ministerio ordenado, por nuestros Seminarios diocesanos y por las intenciones del Papa y del Obispo. Por estas comunidades e intenciones nos pide la diócesis que oremos en esta semana y lo hacemos con gusto. Roguemos al Señor.

AVISOS FINALES -------------

 

La semana cristiana que hoy comienza, tercera del Tiempo Ordinario puede ser calificada como la semana educativa, ya que nos trae la memoria de tres santos dedicados a la educación y formación:

 

El martes, día 27, haremos memoria de Santa Ángela de Mérici, quien en el año 1535 fundó en Brescia, Italia, una sociedad de mujeres, bajo la advocación de santa Úrsula, dedicadas a la formación cristiana de niñas pobres.

 

El miércoles, día 28, haremos memoria de Santa Tomás de Aquino, nacido en 1225, quien tras ingresar en la Orden de Predicadores, escribió muchas obras llenas de erudición y ejerció también el profesorado, contribuyendo en gran manera al incremento de la filosofía y de la teología.

 

El sábado, día 31, haremos memoria de San Juan Bosco, nacido en 1815 y que, una vez ordenado sacerdote, empleó todas sus energías en la educación de los jóvenes, instituyendo la Congregación salesiana destinada a enseñarles diversos oficios y formarlos en la vida cristiana.

 

Nuestro recuerdo particular para las madres ursulinas, los padres dominicos y los padres salesianos y en general para todos los que se dedican a la digna misión de la enseñanza y la formación. Sea para todos nosotros una semana de progreso y crecimiento espiritual.

 

 

 

Oración con los cristianos ortodoxos

Jueves 22 de enero a las 8 de la tarde

Parroquia San Juan Casiano de Guadalajara

(Antigua parroquia Virgen de la Salud-Nuevo Alamín)

Oración por la unidad de los cristianos

Viernes 23 de enero a las 8 de la tarde

Concatedral de Santa María de Guadalajara

 

Algunas fechas señaladas en la historia de la semana de oración por la unidad de los cristianos

1740 Nacimiento en Escocia de un movimiento pentecostal con vinculaciones en América del Norte, cuyo mensaje de avivamiento de la fe incluía oraciones por todas las Iglesias y con todas ellas.

1820 El Rvdo. James Haldane Stewart publica «Sugerencias para la unión general de los cristianos para la efusión del Espíritu» (Hints for the General Union of Christians for the Outpouring of the Spirit).

1840 El Rvdo. Ignatius Spencer, un convertido al catolicismo, sugiere una «Unión de oración por la unidad».

1867 La Primera Conferencia de Lambeth de los obispos anglicanos hace hincapié en la oración por la unidad en el Preámbulo de sus Resoluciones.

1894 El papa León XIII anima a la práctica de un Octavario de Oración por la Unidad en el contexto de Pentecostés.

1908 Primera celebración del «Octavario por la Unidad de la Iglesia», iniciada por el Rvdo. Paul Wattson.

1926 El Movimiento «Fe y Constitución» inicia la publicación de «Sugerencias para un Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos».

1935 En Francia, el abad Paul Couturier impulsa la «Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos» sobre la base incluyente de una oración concebida «por la unidad que Cristo quiere, por los medios que él quiere». 44

1958 El centro «Unidad Cristiana» de Lyon (Francia) y la Comisión «Fe y Constitución» del Consejo Mundial de Iglesias comienzan a preparar conjuntamente el tema para la Semana de Oración.

1964 En Jerusalén el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras I recitan juntos la oración de Cristo «que todos sean uno» (Jn 17).

1964 El Decreto sobre el ecumenismo del Concilio Vaticano II subraya que la oración es el alma del movimiento ecuménico y anima a la práctica de la Semana de Oración.

1966 La Comisión «Fe y Constitución» y el Secretariado para la Unidad de los Cristianos (actualmente Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos) de la Iglesia Católica deciden preparar un texto para la Semana de Oración de cada año.

1968 Por primera vez la Semana de Oración se celebra sobre la base de unos textos elaborados en colaboración por «Fe y Constitución» y el Secretariado para la Unidad de los Cristianos (actualmente Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos).

1975 Primera celebración de la Semana de Oración a partir de textos preparados sobre la base de un proyecto propuesto por un grupo ecuménico local. Esta nueva modalidad de elaboración de los textos ha sido inaugurada por un grupo ecuménico de Australia.

1988 Los textos de la Semana de Oración fueron utilizados en la celebración inaugural de la Federación Cristiana de Malasia, que reúne a los principales grupos cristianos de este país.

1994 El grupo internacional que preparó los textos para 1996 incluyó representantes de la YMCA y de la YWCA.

2004 Acuerdo alcanzado para que los materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos sean editados conjuntamente y publicados en el mismo formato por «Fe y Constitución» (Consejo Mundial de Iglesias) y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos (Iglesia Católica).

2008 Celebración del centenario de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos (su predecesor, el Octavario por la Unidad de la Iglesia, fue celebrado por primera vez en 1908).

El vicario general de la archidiócesis de Valencia, Vicente Fontestad, y el de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, Agustín Bugeda, firmaron el martes día 13 de enero, en el Palacio Arzobispal de Valencia, un documento notarial por el que ha quedado constituida la parte actora que promueve la causa de canonización de monseñor Jesús Pla Gandía, que fue obispo auxiliar de Valencia y titular de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara. En la firma han estado presentes además el vicario episcopal para la vida consagrada de la diócesis alcarreña, Ángel Moreno, y el delegado para las Causas de los Santos del arzobispado valenciano, Ramón Fita.

Esta firma es un paso importante y necesario, en conformidad con la Instrucción Sanctorum Mater de la Congregación de las Causas de los Santos, auspiciado por el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, y el obispo de Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, para promover dicha causa que a partir de ahora seguirá el procedimiento que establece la Santa Sede para estos casos.

Monseñor Jesús Pla Gandia nació en la localidad valenciana de Agullent el 24 de diciembre de 1915 y fue ordenado sacerdote en 1942. Su primer destino fue como párroco de Genovés, ministerio que desempeñó hasta 1946, en que fue nombrado director espiritual del Seminario Mayor de Valencia en Moncada durante cinco años, localidad en la que permaneció 20 años más y en los que desempeñó los cargos de arcipreste y párroco de San Jaime Apóstol.

En Abril de 1967 fue nombrado vicario general de la diócesis y en marzo de 1971 fue nombrado por el papa Pablo VI obispo titular de Baretta y auxiliar de Valencia, siendo arzobispo metropolitano José María García Lahiguera. Diez años después el papa Juan Pablo II le nombró obispo de Sigüenza-Guadalajara, diócesis de la que tomó posesión el 5 de mayo de 1981, cargo que desempeñó hasta que le fue aceptada la renuncia el 11 de septiembre de 1991, siguiendo como administrador diocesano hasta el 17 de noviembre de ese año. Entonces regresó a Valencia donde falleció el día 8 de noviembre del año 2000, siendo enterrado, según su voluntad, en la capilla de la Inmaculada de la catedral de Sigüenza. Su lema episcopal fue "la verdad os hará libres".

 

Momento de la firma en el Palacio Arzobispal de Valencia.

 

MONICIÓN INTRODUCTORIA ----------

 

Jesucristo, “Esposo, Hijo de Dios, Amado, Jesús y Cordero” como termina de llamarle Fray Luis de León en su libro titulado Los Nombres de Cristo, celebra, aquí y ahora, para gloria del Padre y salvación de las almas, su Misterio Pascual, la obra Mayor de gracia que han conocido los siglos. “La Eucaristía se celebra primero de todo para la gloria de Dios y en acción de gracias por la salvación de la humanidad” (Directorio para el ministerio y la vida de los presbíteros, 69).

 

Lo celebra en este Domingo en que concluye el tiempo de Navidad, fiesta del Bautismo del Señor, en el que maravillosamente es proclamado como Hijo amado de Dios, las aguas son santificadas, el hombre es purificado y se alegra toda la tierra (cf. Martirologio Romano)

 

Hagamos nosotros ahora, al inicio de la celebración, un grande y profundo acto de humildad e invoquemos la misericordia divina para que nuestro corazón quede también purificado y bien dispuesto para celebrar dignamente el gran misterio de la Eucaristía.

 

PETICIÓN ---------------------------

 

En este Año de la Vida Consagrada tenemos muy presentes a todos los consagrados de nuestra diócesis. De forma muy particular en esta semana oramos por las Hermanas Maestras Doroteas de Alovera, Azuqueca, Guadalajara y Sigüenza, por las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Guadalajara y Molina, por las Hermanitas de Ancianos Desamparados de Guadalajara y Sigüenza, por las Hermanas de la de la Reunión del Sagrado Corazón de Guadalajara, por las Religiosas Scalabrinianas de Guadalajara, por las Ursulinas de la Unión Romana de Guadalajara y Molina y por los Padres Agustinos de Guadalajara. Por estas comunidades nos pide la diócesis que oremos en esta semana y lo hacemos con gusto. Roguemos al Señor.

 

AVISOS FINALES ------------------

 

Acabado el Tiempo litúrgico de la Navidad, iniciamos el Tiempo litúrgico Ordinario a lo largo de XXXIV semanas todo el misterio de nuestro Señor Jesucristo. Es tiempo precioso para conocer, amar, seguir e imitar cada vez más y mejor a Jesucristo.

 

En este recorrido habrá fechas especialmente destacadas. Vamos a anticipar tres: La Pascua de Resurrección, Pentecostés y Cristo Rey.

 

La noche santa de la Pascua la celebraremos el sábado 4 de abril y el Domingo día 5 será la gran solemnidad de la Resurrección del Señor.

 

La solemnidad de Pentecostés la celebraremos el día 24 de mayo.

 

La solemnidad de Jesucristo, Rey del universo, con cuya semana culminaremos el Año litúrgico, la celebraremos el día 22 de noviembre.

 

Nos espera, pues, un nuevo Año de gracia. Así lo ha dispuesto el Señor y bendito sea. Estemos atentos y abiertos para la recepción de los dones del Señor. Y sepamos corresponder. Como escribe Pemán en uno de sus poemas: “En este trueque de amor, no es mi falta, es tu abundancia lo que me asusta, Señor”.

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps