"/El martes 31 de mayo, a partir de las 19:00 horas, la Delegación de Familia y Vida invita a participar en la bendición de las madres embarazadas que habrá en el santuario de Ntra. Sra. de la Antigua. Este será el primer acto del programa a desarrollar en la diócesis con ocasión del X Encuentro Mundial de las Familias que será en Roma del 22 al 26 de junio. De este modo, Pastoral Familiar responde a la llamada del papa Francisco invitando a las distintas diócesis y zonas eclesiales a organizar programas particulares que conecten con la celebración del Encuentro Mundial en Roma cuyo tema es “Amor familiar: vocación y camino de santidad”, muy en el espíritu de la encíclica ‘Amoris laetitia’.

El 31 de mayo se celebra la fiesta de la Visitación de María a su prima Isabel y es un marco idóneo para el acto de bendecir “a los niños y niñas dentro del seno de sus madres, así como a los niños y niñas nacidos a lo largo de los años 2020, 2021 y 2022”, tal como dice la invitación de Familia y Vida. Tras este primer acto, la Delegación de Familia prepara otros para la semana del Encuentro Mundial, que serán el sábado 24 y el domingo 25, con acciones aún pendientes de cerrar.

 

 

La diócesis de Sigüenza-Guadalajara volvió a celebrar una ordenación sacerdotal siete años después. Enrique López Ruiz, de 32 años y natural de Guadalajara, fue ordenado sacerdote el pasado 15 de mayo en la catedral seguntina por imposición de manos del obispo, monseñor Atilano Rodríguez. Decenas de fieles, sacerdotes, familiares y compañeros del Seminario de Madrid, donde se ha formado el ordenando, acompañaron al joven en este día tan especial.

D. Atilano se refirió en su homilía al amor hasta el extremo, como el de Jesús, que ha de ser seña de identidad de los cristianos. Un deber esencial también para los sacerdotes, en palabras del prelado.

“Querido Enrique, el Señor te llamó y te eligió. Hoy te va a consagrar mediante la ordenación presbiteral y te enviará en misión poniéndote sus palabras en tu boca”, le recordó el obispo al joven ordenando. Le animó a no tener miedo en los momentos de cruz, porque “el Señor, cumpliendo sus promesas, siempre va delante de ti para prepararte el camino y acompañarte mediante la acción constante del Espíritu Santo”. Y le exhortó a dejar huella en los demás: “Que los pobres y los alejados de la Iglesia encuentren en ti un padre y un hermano que escucha, acoge y comprende. Que nadie pase por tu vida sin experimentar que Dios le ama”.

El prelado le recordó la importancia de la “presencia del misterio de Dios” en el camino de la santidad. En primer lugar, le animó a celebrar la Eucaristía “con paz, con recogimiento y sin prisas”: “Que sea lo mejor de tu jornada”. También destacó la celebración del sacramento de la penitencia: “No permitas que nadie se vaya de tu lado sin haber experimentado el amor misericordioso de Dios”. Y, como culmen, la vivencia de la caridad: “Cada día has de esforzarte por ser pastor según el corazón de Cristo, curando las heridas de los hermanos con el bálsamo de la caridad”.

Al final de su homilía, D. Atilano pidió a María por Enrique: “Que la Santísima Virgen, la Madre de Jesucristo, la primera en amar y en cuidar del único Sacerdote, te proteja y acompañe con su intercesión, para que crezcas constantemente en la identificación con Jesucristo”.

La Eucaristía prosiguió con el rito de ordenación, por el que Enrique López Ruiz se convirtió en sacerdote para siempre. Al acabar, el nuevo presbítero compartió el júbilo por su ordenación con los asistentes.

 

Primera Misa

 

D. Enrique López celebró su Primera Misa en la concatedral de Santa María, en Guadalajara, en la tarde del viernes 20 de mayo. En su homilía, se apoyó en el Evangelio proclamado para recordar que el Señor “elige a cada uno a una vocación muy concreta por amor y por amor le pone a cada uno lo que necesita para llevar a cabo esa vocación a la que ha sido llamado”.

El joven sacerdote invitó a que cada uno se pregunte por cómo ama: “Que pongamos todas las fuerzas para tener un Corazón como el Señor, para tener un amor libre, donde todo el mundo tiene cabida”, exhortó.

También habló con agradecimiento del amor de Dios que ha experimentado en su vida, a través de su familia, su parroquia, sacerdotes, etc. Y aseguró que eso conduce a “poner siempre el amor a los que tengo cerca por delante del amor que me tengo que tener incluso a mí mismo. Porque, al fin al cabo, es lo que hizo el Señor y lo que Él nos pide”.

La parroquia de El Casar y la cofradía de su patrona han organizado una serie de actos para conmemorar el IV centenario de la fundación de la misma. El viernes 20 de mayo a las 22,00 h. tendrá lugar en la iglesia parroquial una vigilia de jóvenes, el sábado 21 a las 8,00 h. rosario de la aurora y a las 11,45 h. tendrá lugar el traslado de la imagen de la Virgen de la Antigua hasta la plaza para la celebración de la eucaristía, que estará presidida por el vicario general, Agustín Bugeda. Tras la procesión de regreso a la iglesia está previsto un refresco de hermandad.

 

El próximo 29 de mayo, Solemnidad de la Ascensión del Señor, se celebra la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, este año bajo el lema «Escuchar con los oídos del corazón».

La Comisión Episcopal para las Comunicaciones sociales, edita unos materiales para facilitar la celebración de esta Jornada, con la que la Iglesia «destaca el papel imprescindible de la comunicación para la vida plena: Hay una buena noticia que debe ser comunicada y conocida para el bien de todos», como recuerdan los obispos de esta Comisión en su Mensaje.

Clica AQUÍ o en la imagen para acceder a los materiales.

 

 

¿Cuál es el mensaje de los obispos?

 

«Se comunica de verdad cuando se escucha de corazón» es el título que encabeza el Mensaje de los obispos para esta Jornada en el que implican a todos en el papel de comunicar. «Todos compartimos esa misión, de un modo o de otro, porque vivir en relación es vivir en comunicación y es verdad que, solo por estar juntos, ya se produce un caudal de comunicación importante«, señalan.

A la vez que reclaman para esta comunicación la importancia tanto de hablar como de escuchar: «no se comunica quien sólo escucha, ni comunica quien sólo habla. De hecho, se precisan mutuamente; para escuchar es preciso que alguien hable, que alguien transmita, pero para hablar con fundamento es preciso antes haber escuchado. Sólo así se produce el diálogo que vivifica la sociedad y la hace crecer».

 

La escucha sinodal, referente para la sociedad

 

También en este contexto de «la escucha» situan el proceso sinodal. Y puntualizan, «no solo la escucha de quienes participan en la vida de la Iglesia, de los que son miembros, o de los que reciben su ayuda sino, más allá, la escucha de todos». Una escucha «con corazón abierto para encontrar en esas palabras los signos de los tiempos y la acción del Espíritu que quiere renovar la faz de la tierra».

Los obispos de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones sociales, además, invitan a unirse a lo toda la sociedad: «las organizaciones políticas y sociales, los debates parlamentarios, las relaciones internacionales pueden aprender de este camino sinodal que hace de la escucha y del discernimiento una cultura nueva para un tiempo nuevo». Pues «la propuesta de la Iglesia es, más que nunca, una escucha con el corazón que cuando habla no insulta, no calumnia, no engaña, no manipula, no viene a imponer ni a traicionar, sino que viene a aportar su grano de arena en la construcción del bien común», añaden.

 

A quién escuchar

 

En esta propuesta de la Iglesia para escuchar con el corazón, los obispos señalan «dos lugares imprescindibles: la escucha de Dios y la escucha de los tiempos, de la sociedad en que vivimos». Y aclaran, «la escucha de Dios no solo sostiene la vida personal, la ilumina, le da horizonte y sentido, la llena de esperanza y de futuro».

Mientas que «mirar el mundo, escucharlo con los oídos del corazón, lleva inevitablemente a poner en el centro a los que sufren, a quienes están solos, a los enfermos, a los tristes. Una escucha con el corazón no puede dejar pasar el dolor humano, lo acoge y lo acompaña».

En este sentido precisan que «en el mundo de la comunicación esta escucha se hace muy importante. Los comunicadores tienen como misión dar a conocer el sufrimiento para que pueda ser atendido. Por eso su lugar está tantas veces con los desfavorecidos y, en algunos casos, eso cuesta la vida».

 

Una escucha agradecida

 

La última parte de este mensaje se dedica a agradecer «con el corazón la escucha de aquellos comunicadores que, en el ejercicio de la profesión, también han escuchado con el corazón. Son aquellos que ofrecen un periodismo sin prejuicios, un periodismo que escucha con sinceridad la verdad, que se asoma a la vida cotidiana de las personas, que escucha la voz de la justicia que se hace presente en tantos acontecimientos y que, a través de ellos, es ofrecida y conocida».

Y también a recordar «con igual agradecimiento a todos aquellos muertos por comunicar, por ejercer la noble e imprescindible profesión del periodista, en Ucrania, en México y en los muchos conflictos olvidados de este mundo».

 

Mensaje del papa Francisco

 

La Santa Sede hacía públio el 24 de enero, festividad de San Francisco de Sales, el mensaje del papa Francisco para esta 56º Jornada Mundial de la Comunicaciones Sociales

«El año pasado -explica el Santo Padre- reflexionamos sobre la necesidad de “ir y ver” para descubrir la realidad y poder contarla a partir de la experiencia de los acontecimientos y del encuentro con las personas. Siguiendo en esta línea, «deseo ahora centrar la atención sobre otro verbo, “escuchar”, decisivo en la gramática de la comunicación y condición para un diálogo auténtico».

El Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de la Diócesis, D. Atilano Rodríguez Martínez, ha juzgado oportuno, con fecha 13 de mayo de 2022, nombrar al Rvdo. D. Mauricio Muela Abánades Administrador Parroquial de la Udap de Hiendelaencina.

En Guadalajara, a 16 de mayo de 2022.

 

Juan José Calleja Plaza

Canciller-Secretario

Información

Obispado en Guadalajara
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Teléf. 949231370
Móvil. 620081816
Fax. 949235268

Obispado en Sigüenza
C/Villaviciosa, 7
19250 Sigüenza
Teléf. y Fax: 949391911

Oficina de Información
Alfonso Olmos Embid
Director
Obispado
C/ Mártires Carmelitas, 2
19001 Guadalajara
Tfno. 949 23 13 70
Fax: 949 23 52 68
info@siguenza-guadalajara.org

Mapa de situación


Mapa de sede en Guadalajara


Mapa de sede en Sigüenza

Si pincha en los mapas, podrá encontrarnos con Google Maps