EL PATRIMONIO CULTURAL EN LAS RELACIONES IGLESIA-ESTADO

Catedral de Sigüenza-Interior desde la puerta principalAtendiendo al Derecho Canónico,  la Iglesia, sus instituciones y sus fieles están sujetos al ordenamiento jurídico del Estado (can. 22). Principio que tiene su aplicación en lo referido a los bienes culturales de la Iglesia como son las formas de adquisición, la prescripción, la administración y la celebración de contratos.

Ha de observarse en primer lugar la Constitución Española (Año 1978), como marco general, donde se indica que «se garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y titularidad. La Ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio» (art. 46).

Desarrollando la Constitución es preciso considerar la Ley del Patrimonio Histórico Español (Año 1985), completada por Reales Decretos (Años 1986 y 1994. Al tratarse de un estado descentralizado es necesario también tener  presente los Convenios y Acuerdos particulares entre la Iglesia y las 17 Comunidades Autónomas.

El primer convenio de ámbito estatal es «Documento jurídico relativo al marco jurídico de actuación mixta Iglesia-Estado sobre Patrimonio Histórico Artístico» (Año 1980) en donde se exponen los criterios de actuación y se propone la realización  del inventario del patrimonio como primer paso de cooperación técnica. Para el desarrollo del inventario se suscribe un segundo convenio «Normas con arreglo a las cuales deberá regirse la realización del inventario de todos los bienes muebles e inmuebles de carácter histórico-artístico y documental de la Iglesia Española» (Año 1982). El tercer Convenio de ámbito estatal es el «Acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Cultura y la Iglesia Católica para el Plan de Catedrales» (Año 1997).


EL PATRIMONIO CULTURAL DE LA IGLESIA EN CASTILLA-LA MANCHA


Pinilla de Jadrade-Pórtico románico-DetalleDesde la aprobación de la Constitución (1978) el Estado Español es un Estado descentralizado en 17 Comunidades Autónomas. Por eso existen Convenios (o Acuerdos) particulares entre el Gobierno de esas Comunidades y el conjunto de las Diócesis  que se encuentran en su territorio. Uno de ellos es el «Acuerdo de 9.V.1986 entre la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha y la Iglesia Católica de la Región».

El Convenio se refiere a la «colaboración dentro de las respectivas competencias en el estudio, defensa y conservación de los bienes que forman parte del patrimonio cultural en posesión de la Iglesia en la Comunidad Autónoma». La Junta de Castilla-La Mancha «reconoce la propiedad de los bienes de la Iglesia… y la importancia de ese patrimonio histórico-artístico, de las bibliotecas y archivos eclesiásticos y la tarea cultural de la Iglesia en su creación, promoción y conservación». Asimismo reconoce la «función primordial de culto y la utilización para finalidades religiosas de dicho patrimonio y se compromete a una eficaz colaboración técnica y económica para su conservación». Por su parte, la Iglesia «afirma que su patrimonio histórico-artístico-documental realiza su servicio al pueblo ya cuando se emplea en los fines propios para los que fue constituido» y «se compromete a una cooperación eficaz, a cuidarlos y utilizarlos de acuerdo con su valor artístico e histórico».

La Comisión Mixta en Castilla-La Mancha tiene una composición paritaria. Por parte regional: Consejero de Cultura, Director General de Cultura, Cinco Vocales Provinciales. Por parte eclesiástica: Obispo Delegado de los Obispos de las cinco Diócesis de la Región, Subdelegado de los Obispos y los cinco Delegados Diocesanos de Patrimonio Cultural. Las competencias de esta Comisión Mixta, que actúa en Pleno, en Permanente y en grupos de trabajo, son: preparar programar intervenciones en bienes eclesiásticos, señalar las condiciones de uso, priorizar ayudas, determinar los módulos del inventario y catalogación, estar informada de las acciones afectan al Patrimonio Cultural de la Iglesia en Castilla-La Mancha.

EL PATRIMONIO CULTURAL DE LA IGLESIA EN GUADALAJARA

Iglesia parroquial de TaracenaLa responsabilidad por el cuidado y mantenimiento del patrimonio cultural está dentro de las tareas propias de las instituciones no sólo de ámbito estatal y autonómico sino también de Diputaciones Provinciales y de Ayuntamientos. Responsabilidad que se concreta en los diferentes Convenios de Colaboración con la Iglesia Diocesana atendiendo a los valores históricos y artísticos de los bienes inmuebles, muebles y documentales. Atendiendo a sus extraordinarios resultados, en nuestra Diócesis es obligado destacar el “Convenio de colaboración entre la Diputación Provincial de Guadalajara y el Obispado de Sigüenza-Guadalajara para la restauración de edificios de carácter religioso, histórico, artístico” (11.12.1987). Las cláusulas de este Convenios determinan la creación de un “grupo de trabajo mixto” con la misión del “estudio y propuesta de prioridades en la reparación y mejora de los edificios destinados a las prestaciones de servicios religiosos, históricos, artísticos”. No pueden beneficiarse de las ayudas previstas en este convenio los edificios religiosos que se incluyan en la lista de prioridades de los acuerdos con la Junta de Castilla-La Mancha. Por “razones prácticas y para evitar duplicidad de procedimientos, el único camino para obtener subvenciones será a través del grupo de trabajo debiendo iniciar la tramitación los párrocos y responsables de edificios religiosos”. Asimismo, con carácter anual desde el año 2006, existe un “Convenio de colaboración entre la Diputación Provincial de Guadalajara y la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara para la promoción del Museo diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza” especificando que ambas instituciones “descubren en esta colaboración una forma de servicio a los pueblos y personas de la provincia de Guadalajara”. La Diócesis también ha firmado Convenios de Colaboración con algunos Ayuntamientos de la provincia relacionados con la conservación y restauración del patrimonio cultural. Mención especial merece, entre otros, el “Convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Guadalajara y la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara para la ayuda en la construcción, rehabilitación y mantenimiento de espacios para el culto y el servicio de la comunidad cristiana en Guadalajara” (23.10.2008).

 herranzluis@terra.es


VOLVER A NOTICIAS